Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 1 



Jesús, el Siervo 



\z: 



Referencias: 

Juan 13:1-17; 
El Deseado de todas 
las gentes, págs. 598-607. 



w 



3 



Versículo para 
memorizar: 

Tues si yo, 

el Maestro y Señor, 

les he lavado a ustedes 

los pies, también ustedes 

deben lavarse los pies 

unos a otros'' (Juan 13:14). 



Tema del mes 

Dios desea que mostremos a otros lo mucho que ios ama. 

Resumen de la lección 

En esta conocida liistoria de la Santa Cena, Jesús hace el papel de un 
siervo y lava los pies polvorientos de sus discípulos. Pedro, siempre listo 
para decir lo que tiene en mente, rechaza al principio ese servicio. Jesús 
pacientemente le explica lo que está sucediendo y luego les dice a sus 
discípulos que ese es un ejemplo que deben seguir. 

Esta es una lección acerca del servicio 

Una comunidad de fe no vive para sí misma. De hecho, es apropiado 
decir que el propósito de la comunidad cristiana es servir a aquellos que 
no son miembros de esa comunidad y demostrar el amor cristiano, reve- 
lando la gracia de Dios a aquellos que todavía no la conocen. Jesús les 
enseñó este principio a sus discípulos y a través de la Santa Cena y otras 
ilustraciones, nos lo enseña también a nosotros. 



o 



Objetivos: 

Los alumnos: 
Sabrán que 

mostramos 

el amor de Dios 

cuando servimos a otros. 

Se sentirán dispuestos 

a servir a otros. 

Responderán buscando 

formas de revelar el amor 

de Dios a través 

del servicio a los demás. 



t> 



Mensaje: 

Mostramos 
el amor de Dios 
cuando servimos a otros. 

i 



Para el maestro 

Toda la vida de Cristo había sido una vida de servicio abnegado. La 
lección de cada uno de sus actos enseñaba que había venido 'no... para 
ser servido, sino para servir'. Pero los discípulos no habían aprendido 
todavía la lección. En esta última cena de Pascua, Jesús repitió su ense- 
ñanza mediante una ilustración que la grabó para siempre en su mente y 
corazón" (El Deseado de todas las gentes, pág. 598). 

"Así expresó Cristo su amor por sus discípulos. El espíritu egoísta de 
ellos le llenó de tristeza, pero no entró en controversia con ellos acerca 
de la dificultad. En vez de esto, les dio un ejemplo que nunca olvidarían. 
Su amor hacia ellos no se perturbaba ni se apagaba fácilmente. Sabía que 
el Padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que él provenía de 
Dios e iba a Dios. Tenía plena conciencia de su divinidad; pero había 
puesto a un lado su corona y vestiduras reales, y había tomado forma de 
siervo. Uno de los últimos actos de su vida en la tierra consistió en ceñir- 
se como siervo y cumplir la tarea de un siervo" (Ibíd, pág. 601). 

Decoración del aula 

Prepare una cruz que mida por lo menos 30 cm de alto, atando o 
clavando juntas dos piezas de madera o palos. Esta cruz se usará durante 
la sección Experimentando la historia, en la Lección 3. Puede usar en la 
decoración la palangana y la toalla que usará durante la sección 
Experimentando ¡a historia, colocándolos sobre una mesa pequeña. 
Coloque cerca una lámina de Jesús. 



10 LECCIÓN UNO 



SERVICIO 



Deiarrollo del pro^rdma 



Sección 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



o 



o 



o 



Bienvenida 


permanente 


Reciba a los alumnos 
a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivos 
de gozo 


Ninguno 


Actividades 
preliminares 


hasta 10 


A. ¿Puedo servirte? 

B. Tres en raya 


Toallas de secar la loza, platos de 
cartón, alimentos de juguete 
Pizarrón o pizarra metálica, tiza, o 
marcador 


Oración y alabanza 


hasta 10 


Compañerismo 

Cantos 

Misiones 

Ofrenda 

Oración 


Ninguno 

Ver pág. 13 

Folleto Misión para niños 

Zapato limpio 

Ninguno 


Lección bíblica 


hasta 20 


Experimentando la 
historia 

Versículo para memorizar 

Estudio de la Biblia 


Arena o tierra, recipiente para lavar 

los pies, toalla de secar la loza, jarra 

con agua 

Papel (opcional), tijeras (opcional), 

marcador 

Biblias 


Aplicando la 
lección 


hasta 15 


Eí trabajo más desagradable 


Ninguno 


Compartiendo la 
lección 


hasta 15 


Para servirte 


Patrón de tarjeta (ver pág. 114), 
cartulina, tijeras, marcadores o lápi- 
ces de colores 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN UNO 11 



ENSENANDO lA LECCIÓN 



Necesita: 

• toallas peque- 
ñas de secar 
la loza 

• platos de car- 
tón 

• alimentos de 
juguete 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les han pasado o qué problemas han 
enfrentado. Anímelos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la 
semana pasada. Comiencen con la actividad preliminar que usted haya 
elegido. 



o 



Actividadei preliminareí 



Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. ¿Puedo servirte? 

Pida a los maestros que actúen como si fueran meseros o meseras y se colo- 
quen una toallita sobre el brazo. Pueden actuar sirviendo a los alumnos formal- 
mente como si estuvieran en un restaurante elegante, usando los alimentos de 
juguete. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Les gusta que alguien les 
sirva? ¿Cuáles son algunas de las formas como sirven a las demás personas 
cada día, en la casa o en la escuela? ¿Se han enfermado tanto alguna vez como 
para que alguien haya tenido que hacerles todo? Hoy escucharemos acerca de 
cómo Jesús sirvió a sus discípulos al hacer algo por lo que se le debía haber 
pagado a un sirviente para que lo hiciera. Jesús quería que sus discípulos, y 
también nosotros, continuáramos sirviendo a los demás. El versículo para 
memorizar nos dice más: 'Pues si yo, el Maestro y Señor, les he lavado los pies 
a ustedes, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros' (Juan 13:14). 
Vamos a decirlo juntos. El mensaje de hoy es: 

V ^ MOSTRAMOS EL AMOR DE DIOS CUANDO SERVIMOS A OTROS. 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dor 



B. Tres en raya 

Dibuje en el pizarrón o pizarra, una rejilla para jugar ''tres en raya'' (Ta-Te-Ti). 
Forme dos equipos. Dígales que deben nombrar un trabajo de servicio a los demás 
para que su equipo pueda marcar una X o una O en la rejilla cuando les toque su 
turno. (Ejemplos: enfermera, pastor, secretaria, mesero, empleado de limpieza, 
recolector de basura, médico, maestro, cajero, chofer de autobús, etc. ). 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Les gusta que alguien les 
sirva? ¿Cómo se siente servir a los demás? ¿Cuáles son algunas de las formas 
como sirven a las demás personas? Hoy escucharemos acerca de cómo Jesús 
sirvió a sus discípulos al hacer algo por lo que se le debía haber pagado a un 
sirviente para que lo hiciera. Jesús quería que sus discípulos y también noso- 
tros, continuáramos sirviendo a los demás. El versículo para memorizar nos 
dice más: 'Pues si yo, el Maestro y Señor, les he lavado los pies a ustedes, tam- 
bién ustedes deben lavarse los pies unos a otros' (Juan 13:14). Vamos a decirlo 
juntos. El mensaje de hoy es: 

V ^ MOSTRAMOS EL AMOR DE DIOS CUANDO SERVIMOS A OTROS. 



12 LECCIÓN UNO 




L^ V^-^J ■ -i 



(T 



d 





Oración y alabania 




Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 



Cantos sugerentes 

''Somos sus manos'' (Alabanzas infantiles, n° 122). 

"Entregándome a Jesús" (Alabanzas infantiles, n° 118). 

"Me gusta ayudar a mi mamá" (Alabanzas infantiles, n° 116). 

"Voy a ayudar" (Alabanzas infantiles, n° 114). 

"Un buen amigo tengo yo" (Himnario adventista, n° 114). 



Misiones 

Cuente una historia del Folleto Misión para niños. Enfatice la 
humildad al servir a otros y mostrar de ese modo el amor de Dios. 



Necesita: 

• zapato limpio 



Ofrenda 

Use el zapato como recipiente para la ofrenda. Diga a sus alum- 
nos: Una de las maneras en que podemos servir a Jesús es compartiendo con otros 
lo que tenemos. 



Oración 

Pida a sus alumnos que piensen en una forma como pueden servir a las demás per- 
sonas en la casa y en la escuela. Comenten la idea y luego pidan ayuda a Jesús para 
servir a los demás. 



LECCIÓN UNO 13 



o 



Lección bíblicA 



Necesita: 

• arena o tierra 

• palangana para usar en el 
servicio de comunión 

• toalla grande de secar la 
loza 

• jarra con agua 



Experímentando la his- 
toria 



Escenario: Coloque sobre 
una mesa, el lebrillo, la toa- 
lla y la jarra con agua, en 
una esquina del aula. 

Pida a dos alumnos 
voluntarios, a quienes no les 
importe quitarse los zapatos 
y calcetines, que se los qui- 
ten. Pida a todos sus alumnos que alcen 
su pie y lo observen. Pregúnteles: ¿Qué 
tipo de zapato tienes puesto, abierto o 
cerrado? Muestre el recipiente con 
arena o tierra y pregúnteles; cQué le 
hace la arena y la tierra a tus pies 
cuando caminas sobre ellas? (los ensu- 
cia) Pregunte a sus alumnos: ¿Qué le 
sucede al piso de tu casa cuando 
entras con los pies sucios? (se ensucia). 



Lea o cuente la historia 

Una de las costumbres de la gente 
que vivía en tiempos de Jesús era tener 
siervos que lavaran los pies de la gente 
que venía a visitarlos. Imagínate que 
has estado caminando con sandalias 
afuera, en la arena caliente y entras de 
pronto a cenar. ¿Te gustaría tener a 
alguien que te lavara los pies con agua 
fresca? 

Era más o menos en esta época del 
año, en abril, cuando Jesús fue a 
Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Piensa 
por un momento en lo que significaba la 
fiesta de la Pascua. ¿Recuerdas la historia 
de los israelitas y las diez plagas? 
¿Recuerdas que en la última plaga el pri- 
mogénito de cada familia iba a morir si 
no se colocaba la sangre de un cordero 
en los postes de la puerta? Cada año, 
después de esto, los judíos tenían una 
fiesta para celebrar ese milagro: el mila- 
gro del ángel de la muerte pasando por 
sus casas y dejando con vida a sus hijos. 
Los judíos de ahora todavía celebran la 
fiesta de la Pascua. 



Así que Jesús está cenando con sus 
discípulos. La comida ya está lista para 
servirse, pero no hay un siervo que les 
lave los pies. Jesús desea hacer algo 
por sus discípulos antes de morir. 

También desea mostrarles que la 
persona verdaderamente grande no se 
siente mal de ser un siervo. Así que se 
levanta y va al lugar donde hay una 
palangana y una jarra con agua. {Vaya 
a donde están ¡a palangana y ¡ajana con 
agua.) Jesús vacía entonces un poco de 
agua en la palangana {hágalo usted). 
Luego se ata una toalla alrededor de la 
cintura {hágalo usted) y comienza a 
lavar y a secar los pies de sus discípu- 
los. {Lave los pies de los dos niños que se 
han quitado ¡os zapatos y séquelos con ¡a 
toalla. Luego coloqúese frente a un alumno 
que tenga puestos los zapatos.) 

Entonces Jesús fue a lavarle los 
pies a Pedro, el pescador, y se arrodilló 
delante de él. Tal vez Jesús le tocó los 
pies a Pedro y le pidió que los pusiera 
en el agua. Pero Pedro no se lo permi- 
tió: -Señor -le dijo-, ¿me vas a lavar 
los pies a mí? iNo podía pensar en 
Jesús como un siervo! 

Jesús sabía lo que Pedro estaba 
pensando y le dijo bondadosamente: 
-Ahora no lo entiendes, pero lo enten- 
derás después. 

Pedro puso los pies a un lado y le 
dijo a Jesús: -iNo me vas a lavar los 
pies! Pedro amaba demasiado a Jesús 
como para dejar que fuese su siervo. 

Pero Jesús le dijo: -Tengo que 
lavarte si quieres ser uno de mis fieles 
seguidores. 

Entonces Pedro le contestó: -Está 
bien Señor. Si es así, no me laves solo 
los pies, sino también las manos y la 
cabeza. Quería estar seguro de ser uno 
de los seguidores de Jesús. 

Más tarde, le dijo Jesús a sus discí- 
pulos: -Les estoy dando un ejemplo. 
Luego les pidió que de allí en adelante 
se lavaran los pies unos a otros, para 
que recordaran cómo debían servirse 
mutuamente. 

Ustedes han visto cómo sus padres 
practican esta ceremonia especial en la 
iglesia, ¿no es cierto? Y algunos de uste- 



14 LECCIÓN UNO 



des la practican con su familia. Ahora 
saben por qué lo hacemos. Deseamos 
servir a los demás porque Jesús nos 
dejó ese ejemplo. Piensen en otras for- 
mas como pueden también ser hoy un 
siervo en favor de su familia y otros. 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Por qué ninguno de los 
discípulos se ofreció a lavar los pies a 
los demás? ¿Por qué lo hizo Jesús? 
¿Por qué no quería Pedro que Jesús 
le lavara los pies? ¿Qué le dijo Jesús? 
¿Qué piensas cuando me arrodillo 
delante de ti y te lavo los pies? ¿Por 
qué quería Jesús que siguiéramos 
haciendo esto? ¿De qué otras formas 
podemos servir a los demás o poner- 
los en primer lugar? 

Jesús desea que recordemos que 
debemos vivir nuestra vida como 
siervos de los demás, de la manera 
que él nos lo mostró. Al hacerlo, le 
mostramos a otros lo mucho que 
Jesús los ama. Nuestro versículo para 
memorizar dice: 'Pues si yo, el 
Maestro y Señor, les he lavado los 
pies a ustedes, también ustedes 
deben lavarse los pies unos a otros' 
(Juan 13:14). Vamos a decir juntos el 
mensaje de hoy: 



t^ 



MOSTRAMOS EL AMOR DE 
DIOS CUANDO SERVIMOS A 
OTROS. 



Repítanlo junto conmigo. 



Versículo para 
memorizar 

Recorte con 
anticipación el 
papel en forma de 
pisadas y anote 
una palabra del 
versículo para 
memorizar en cada 
silueta. No se olvide 
de la referencia. Mézclelas todas, coló- 
quelas en el suelo y pida a sus alum- 
nos que las pongan en el orden correc- 
to. Repitan juntos el versículo para 
memorizar. Mezcle nuevamente las 
palabras y repita la actividad. 



Necesita: 

• papel (opcio- 
nal) 

• tijeras (opcio- 
nal) 

• marcador 



O bien, usando un marcador, anote 
una palabra del versículo para memori- 
zar en la suela del zapato de cada 
alumno y luego pídales que se colo- 
quen en el orden correcto y levanten el 
zapato para leer la palabra anotada en 
ella. Repitan juntos el versículo para 
memorizar. El versículo para memorizar 
es: "Pues si yo, el Maestro y Señor, les 
he lavado los pies a ustedes, también 
ustedes deben lavarse los pies unos a 
otros' (Juan 13:14). 

Estudio de la Biblia 

Diga a sus alumnos: Jesús pasó 
toda su vida en esta tierra sirviendo 
a los demás. Su último acto de amor 
en favor de sus discípulos, antes de 
ser crucificado, fue lavarles los pies. 
Vamos a leer algunos textos bíblicos 
que describen otras formas como 
Jesús sirvió a los demás. Forme seis 
grupos de alumnos o pida a seis alum- 
nos que lean los textos y den un infor- 
me sobre lo que descubrieron. 

Lucas 2:51 (Obedeció a sus padres) 

Lucas 4:40 (Sanó a los enfermos) 

Lucas 7:12 al 15 (Resucitó muertos) 
Lucas 9:14 al 17 (Alimentó a los ham- 
brientos) 
Lucas 8:1 (Enseñó a la gente acer- 

ca de Dios) 
Lucas 18:15 y 16 (Bendijo a los niños) 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Pueden pensar en otras 
formas en que la Biblia dice que 
Jesús sirvió a los demás? El servir a 
otros, ¿hizo de Jesús una persona sin 
importancia o una gran persona? 
¿Por qué? ¿Piensan que le fue fácil 
ser un siervo de las personas? ¿Por 
qué? ¿Cuál fue su mayor sacrificio en 
favor de nosotros? Vamos a decir 
juntos nuestro mensaje de hoy para 
recordar que servir a los demás es 
darles a conocer a Dios. 

n . MOSTRAMOS EL AMOR DE 

I > DIOS CUANDO SERVIMOS A 
— ^ OTROS. 




LECCIÓN UNO 15 



o 



AplicAnde U 
lección 



El trabajo más desagradable 

Pida a sus alumnos que piensen en 
la tarea más desagradable que alguien 
debe hacer en su casa. Pida a alumnos 
voluntarios que dramaticen ese trabajo 
sin decir ni una palabra y el resto de la 
clase tratará de adivinar de qué tarea 
se trata. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Por qué consideran esa 
tarea como algo tan desagradable? 
¿Quién tiene que hacer esa tarea en 
su casa? ¿Por qué? ¿Piensas que si 
Jesús estuviera aquí hoy le sería difí- 
cil hacer ese trabajo? ¿Sería más 
desagradable que lavarle los pies a 



sus discípulos? ¿Por qué? Si le hicie- 
ran a alguien el trabajo más desagra- 
dable, ¿piensan que esa persona se 
sorprendería? ¿Qué pensaría de 
ustedes? ¿Qué pensaría Jesús de 
ustedes? Vamos a repetir juntos 
nuestro versículo para memorizar: 

'Pues si yo, el Maestro y Señor, 
les he lavado los pies a ustedes, tam- 
bién ustedes deben lavarse los pies 
unos a otros' (Juan 13:14). Cuando 
hacemos cosas que son desagrada- 
bles, pero las hacemos en favor de los 
demás, estamos mostrando el amor 
de Dios porque... 



IV K MOSTRAMOS EL AMOR DE 

I > DIOS CUANDO SERVIMOS A 

^ OTROS. 

Repítanlo junto conmigo 



16 LECCIÓN UNO 



o 



Cempartiende la 
lección 

Para servirle 

Prepare copias en cartulina de la 
tarjeta Tara servirte" (ver pág. 114) y 
dé una a cada alumno. Dé a sus alum- 
nos marcadores o lápices de colores y 
pídales que decoren la tarjeta y escri- 
ban en ella su nombre y la fecha de 
ese día. Pídales entonces que llenen el 
espacio vacío con el nombre de una 
tarea que generalmente no les gusta 
hacer pero que están dispuestos a 
hacer por una semana. Anímelos a 
darle esa tarjeta a la persona que nor- 
malmente hace esa tarea desagradable. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Piensen en una tarea que 



sea realmente desagradable? ¿Cómo 
piensan que se va a sentir esa perso- 
na? ¿Cómo se van a sentir ustedes? 
¿Recuerdan nuestro versículo para 
memorizar? Vamos a repetirlo nue- 
vamente. 

'Pues si yo, el Maestro y Señor, 
les he lavado los pies a ustedes, tam- 
bién ustedes deben lavarse los pies 
unos a otros' (Juan 13:14). Recuerden 
nuestro mensaje de hoy: 

|V K MOSTRAMOS EL AMOR DE 

I y DIOS CUANDO SERVIMOS A 
^ OTROS. 

Repítanlo junto conmigo. 



Clausura 

Ore porque Dios bendiga a sus 
alumnos al seguir el ejemplo de Jesús 
de servir siempre a los demás. 



Necesita: 

• patrón de tar- 
jeta (ver pág. 
114) 

• cartulina 

• marcadores o 
lápices de 
colores 



LECCIÓN UNO 17